Friday, August 25, 2006

Patrón Candy


Ahora que se ha retomado la onda Candy, y definitivamente tengo en espera algunos posts al respecto, tenía esta conversita guardada de hace un mes aproximadamente:

Heart, we will forget him! dice:
amigaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, como va tu blog??
Divinamente Infiel dice:
te lo recomiendo...
(luego de mirar el avatar)
Divinamente Infiel dice:
CANDY!!
Heart, we will forget him! dice:
siiiiiiiiiiiiiiiiiiii
Heart, we will forget him! dice:
por favor, super significativa para nuestra degeneracion, tú sabes
Divinamente Infiel dice:

claro!
Heart, we will forget him! dice:
todas tenemos algo de Candy adentro... todas pensamos siempre en el mismo huevón
Divinamente Infiel dice:
si! .... seeeeeeeeeeeeee
Heart, we will forget him! dice:
mientras nos tiramos a todos los demás
Divinamente Infiel dice:
...100% cierto
(mientras me cagaba de risa recordando los viejos tiempos... y a los viejos amigos)
Heart, we will forget him! dice:
jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa q buena esa ultima de tu blog!!
Divinamente Infiel dice:
xD



Después de todo, qué chica no es fan de Candy? Ya, está bien, no será fan, pero la ha visto de niña, de adolescente, de adulta o de mamá como yo... ya saben, Panamericana a las 6 pm! Por partida doble!! Claro, una más adelantada que la otra, y yo que solo puedo ver un ratito los jueves...
Anthony!!! Terry!!! I love you guys!

Oh si! Y el Príncipe de la Colina? (que no era otro más que Albert...) Ya vemos que desde chibola, Candy templadaza de Anthony estaba pensando en el Príncipe.
Ajá! Haciendo la respectiva introspección, ahora entiendo de donde me vienen aquellas locas ideas de los trios y gang bang...mmm... definitivamente cumplo con el Patrón Candy. jeje ;)
Ah? qué? Naaaaaaaaaaaada! no jodan, aquí soy la Infiel y punto.

Friday, August 18, 2006

Tie me up 2nite

Hoy recordaba este nick que utilicé alguna vez en el msn...
Definitivamente debo agradecer que el Señor y yo tengamos algunas cosas en común en el asunto del sexo.
Como bien me decía él la última vez que estuvimos juntos en la cama "sí a mí me gusta lo mismo que a tí..." Momento en el cual se dibujó en mi rostro una sonrisa más -creanme- más grande que la del guasón, ante lo cual se apresuró en agregar "... pero no todo" y la cara de guasón se transformó en la de payasito triste.
'Claro, para "eso" tenemos la licencia', me dije. Y luego de eso, empezamos con otras cosas.
Algo que él quiere probar es atarme, y a mi desde hacía tiempo que ya me había picado la curiosidad desde cuando intercambiaba sites con "el amigo" de aquel entonces, incluso antes, desde la primera vez que oí sobre bondage y demás de una amiga de una ex-amiga.
Así que como el Señor es experto en bondage japonés, andaba pensando en algunas cuerdas y por alguna razón, aún cuando antes me hubiera entusiasmado la idea, ahora me entraron las dudas.
Cuál es la duda? Cuál es el roche? Fácil, llegar a un momento en el que se reciba tanto placer que canse, no sé si me estoy explicando bien, creo que tendría que describirlo mejor.
Pasa que a mí me pasa así: llega un momento en que alcanzo el orgasmo pero sí continúan estimulandome no lo soporto, no lo resisto. Es demasiado placer junto supongo :/ no sé... simplemente deja de convertirse en agradable y pasa a ser fastidioso.
No estoy segura si en ese momento, yo atada, el Señor vaya a detenerse -o como suele pasar con las cosquillas- continúe aún cuando no me gusta y se lo diga.
Ya veremos que pasa con las ataditas, porque además, como a mí me gusta morder.. pero en serio, pues, ya se imaginan como quedaría, atada y doblada como pollito y con la pelota en la boca, los senos morados... ah!!! eso sí que no!!!
Me pongo a pensar... y si yo también le doy licencia a él para que ate a cuanta chica quiera???

Tuesday, August 08, 2006

Abuela precavida

Creo que no viene nada mal un chistecito...jeje. Espero ser una abuela así, recontra pendeivis xD

Un veterano doctor que había estado viendo a una viejecita, de ahora 80 años, por casi toda su vida, finalmente se jubiló.

En la siguiente revisión un nuevo doctor le pidió que trajera una lista de todas las medicinas que le habían recetado.
Cuando el joven doctor revisaba la lista, sus ojos casi se desorbitaron cuando vió que le habían recetado píldoras anticonceptivas.

- "Doña Berta, usted sabe que estas son PÍLDORAS ANTICONCEPTIVAS?"
- "Sí Doctor, me ayudan a dormir por la noche".
- "Doña Berta, le aseguro que no hay ABSOLUTAMENTE NADA en estas píldoras que la ayuden a dormir".

Entonces la viejita se acercó al joven doctor, le dió una palmadita en su brazo y le dijo:
- "Sí, mi querido doctor, eso ya lo sé. Pero todas las mañanas disuelvo una en el jugo de naranja de mi nieta de 16 años y si viera que bien duermo todas las noches".
Esta abuelita no cree en nadie, no? Cuántas chibolas derían tener abuelitas así!!! Y chibolos también...
(empezando por ese niño de siete años que lee mi blog... jajaja)