Monday, March 03, 2008

Resistencia e Insistencia

Es una cosa que sucede desde hace tiempo.
Cada vez que algún percance aparece en mi relación, él está por aquí, de hecho él siempre estuvo aquí, desde antes, desde siempre, desde otra vida me han dicho, me lo ha dicho, se lo he dicho.
Para quien no lo entienda, la razón de este blog, inspiración de algunos poemas en este blog y de muchos posts, bueno, por él empecé esto, no?
Pero un momento! yo lo quiero, es mi pata, ahora es más pata que nunca, jamás habíamos sido tan amigos como hoy, jamás antes había cruzado por nuestras mentes hablar de nuestras noicas, nuestras paltas, nuestras relaciones, nuestros jefes, nuestras chambas.
Llego el día en que le conté que había empezado mi relación con el Señor... nosotros teníamos un pendiente, la noche en que el Señor se me declaró, él había querido pasarla conmigo, supongo que yo hubiera sido su premio consuelo otra vez, en fín.
Pero como decía, ahora es más mi pata, porque a raíz de la relación formal que yo empezaba, él pudo abrirse un poco como persona, ya no solo conocía sus pasiones, sus deseos, sus ganas, ahora conocía un poco de su mundo, mundo que me hubiera gustado conocer mucho antes, porque sí, yo me había enamorado mientras él solo me tiraba pues.
Recuerdo, no lo veo desde agosto del año pasado, aquella vez compartimos una cena, muy agradable, muy él realmente y me sentí a gusto de estar con él en ese momento, de poder tomarnos un vino y de oír juntos una canción que -y a esto iba el post- justo sonó hoy mientras pensaba en él... y todo empezó a cobrar sentido.
De pronto recordé como era antes, cuando deseaba verlo, cuando lo deseaba y me deseaba, cuando nos hacíamos tiempo para estar juntos, de cómo habia recordado la cantidad de veces que habíamos estado juntos, de cómo lo extrañé algún tiempo, de cómo no le importaba lo que sintiera, de lo apasionado al tirar, de lo frío que era cuando estabamos con otros amigos, de las cojudeces que dijo alguna vez, de cómo me abrazaba, de cómo me besaba al inicio y los besos al final, de su desinterés por mí, de haberle contado el viernes que me haría análisis de sangre y su silencio total... si pues, había olvidado que su amistad, era solo así, de esos a los que llamas amigos, pero sólo son gente que comparte contigo un rato.
Hoy quería verme, yo tenía otros planes.
Yo tengo algo que resolver con el Señor primero, algo que se postergaba a medida que él otro me insistía en vernos.
El destino, la vida, me hace las cosas más difíciles con uno y más fáciles con otro, y yo quisiera verlos a ambos, pero, mi corazón y mi mente corren hacia buscar una solución en mi vida y con el Señor definitivamente, pero me la están poniendo taaaaaaaan difícil.
Hoy me doy cuenta, él no es más mío, yo no soy más suya, puede que en otras vidas hayamos sido uno del otro, pero en ésta, ya sólo es alguien más.
Hoy me doy cuenta que él es solo una prueba más.

Labels: