Sunday, June 29, 2008

Regla de Oro

Y si yo no quiero?
O... si yo quiero y él no quiere?

Existe lo que se llama Regla de Oro, ambos deben conocer y respetar la regla de oro de la otra persona a la hora de la hora.
Hasta donde vas, hasta donde quieres llegar, hasta donde quieres que vayan contigo, y hasta donde llegas tú. Arriba, abajo, adelante, atrás. Saber esto, es vital!
Creo que esto se debe conversar de antemano, porque quizas algunos van con alguna idea loca y en pleno momento la quieren aplicar y resulta que el otro -o la otra- no quiere, no atraca, no se deja... y es su derecho pues.
Conversábamos la semana pasada con 3 patas de la chamba, uno de ellos casado, y hablabamos sobre técnicas, poses, gustos, y sobre el tema del punto G masculino y creo que era más mi convicción y seguridad al afirmar que hay que masajear -como debe ser- el dichoso punto, que me miraron con asombro por ser una mujer que habla de esas cosas.
Expliqué como era el asunto, donde estaba ubicado, uno de ellos se asustó, el otro parecía normal -digo parecía porque lo noté excitado, sí pues, es gay y lo oculta- y el tercero, el casado, aceptaba que uno con su pareja debe hacer lo que se les provoque y guste a ambos. Me dió gusto ver a un tipo casado diciendo eso... aunque, será así en la práctica?
Yo generalmente he respetado los gustos de algún "amigo" de turno, a veces he innovado aceptando sugerencias, para eso existe el diálogo jajaja, y bueno, hay que saber a quién pedirle tal o cual y a quien no.
La cosa es, saber los límites.
Aunque... ahora que lo pienso, hubo alguien que al comienzo dijo no y luego, aceptó, le gustó y ahora quiere más xD

Lástima, pero ya se dió cuenta que ando en período de abstinencia... y no me habla, jajaja. Mejor.
Claro que despues de todo, una no es de hierro caray!

Labels: , ,

Thursday, June 19, 2008

viendo la lluvia caer...

... sola tomando café, veo pasar los recuerdos de tantos momentos que llevo en la piel... así ando yo, como la canción.
De pronto, viene Olga Tañón y si bien debería estar muerta de la emoción de ir a verla, no sé, no puedo estarlo. Tengo mi entrada y todo... y de hecho, el otrora Muchacho Malo -si pues, los 2 gatos que leen mi humilde blog desde el inicio deben saber muy bien que empecé este blog por él- bueno, él, estuvo merodeando estos días.
La verdad, que ya en verano me había decidido a decirle que no, y un no que involucraba no tomar ninguna de mis licencias con él, y ya estaba tan decidida que el -otro- otrora Señor sería el hombre con el que compartiría por siempre y para siempre, pero... el Señor decidió terminar conmigo. En fín. Sin soga ni cabra? No pues, tampoco era así.
Anyway, luego pienso y me doy cuenta, que cada vez que me decido por algo, me va mal.
Leía también posts antigüos míos, la fuerza y la pasión que le puse al asunto con el dichoso Muchacho, y el otro toque que tenía mi relación con el Señor. Claro, lo del Muchacho nunca fue una relación, aunque dos años de sexo convenientemente -y no tan frecuente- también pesaron, y por ahi que alguna vez confundí cosas, pero me dí cuenta luego que todo era light, así debía ser, y así fue, hasta que empecé con el Señor y las cosas cambiaron.
Tamare, enredada nuevamente, no por sentimientos, si no por ideas, tengo muchas cosas claras, lástima no estar acompañada en esto, pero bueno, mientras tanto, he decidido la opción más sencilla: nada de Free Wild Sex, solo seremos yo y solo yo -ok, ok, quizá una pequeña ayuda de Briana y sus amigos- pero nada de relaciones ni light ni heavy, nada.
La limpieza emocional también incluye limpieza carnal... no? al menos, unos meses de abstinencia, verdad?

Labels: ,